lunes, 27 de diciembre de 2010

2010, una decada se muere, 2011, una r(e)volución se inicia

Una década acaba, y con ella se lleva la ilusión perdida por muchos seres humanos que confiaron en el capitalismo como proyecto de desarrollo... por fin!, por fin creo que todos nos hemos dado cuenta, ya no hay excusa para seguir creyendo en los depredadores neo-capitalistas.

Ni los bancos, ni los jueces, ni las iglesias, ni los militares, ni los políticos, nadie, ninguno ha conseguido que la humanidad viva feliz, ni con justicia, ni con paz. Lo han hecho mal, nos han traído a esta desesperanza, a este derrumbe de valores, a esta desconfianza ante el futuro.

Y por otra parte los progresistas estamos atrapados entre la auto critica y la estupefacción ante la perdida de credibilidad de la izquierda, el abandono de responsabilidad por parte de los partidos políticos, la profesionalización de la política y la pérdida de derechos sociales logrados a base de años de lucha, unas muy duras y otras muy largas.

Nos han lavado el cerebro, lo sabemos, estamos solos y desordenados, necesitamos un punto de referencia para remar en la misma dirección... por favor, vamos a pensar en positivo, vamos a tomar las riendas de nuestro destino, cada cual el suyo y entre todos el de la humanidad. No hay modelos para seguir, no tenemos lideres, o los que hay están presos y silenciados, aunque si tenemos Maestros, todavía no han quemado los libros.

Las revoluciones cruentas no han conseguido nunca resolver las cosas, porque la violencia engendra violencia y eso es un hecho indiscutible y las revoluciones pasivas no existen, solo es revolucionaria la acción.

Últimamente los vocablos se renuevan y aparece "Re(e)volución", suena bien, implica la acción en el sentido evolutivo, propone un cambio radical, un cambio de mentalidad. Más o menos lo que el feminismo viene promulgando desde sus inicios, como fundamento de sus propuestas, es decir el cambio de mentalidad necesario para garantizar la supervivencia de la especie requiere del reconocimiento de la igualdad, la equivalencia, como valor indiscutible entre los seres humanos.

Ahora tenemos la red, con estas herramientas podemos ser invencibles porque el poder de la información lo compartimos, la comunicación nos hará más amigos, mas libres, tenemos que defendernos de las privatizaciones, de las censuras, tenemos que defender este universo que hemos ganado a pulso.

Y con esto empezamos el año 2011, el cambio que necesitamos está en nosotros mismos. Con mis mejores deseos,

Ver mas:

Las fases del cambio, por Rafael Martínez: >>>

El Héroe Innovador, por Rafael Martínez: >>>

*  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  *  * 


7 comentarios:

  1. Suena a que "ahora tenemos un poder..."

    Lo tengo, me lo creo, pero aún no me dejan usarlo...

    Y ese es mi deseo...

    ResponderEliminar
  2. El poder no necesita permiso de para utilizarlo, necesita voluntad para ejercerlo.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría creerlo. Ya no creo en una revolución común.

    ResponderEliminar
  4. Realmente no hay libertad de expresión... y la voluntad queda mermada...

    ResponderEliminar
  5. Carmela, ahora léeme en mi mundo azul. Dime si podría escribir con nombres y apellidos...

    La respuesta es NO.

    Luego no hay oportunidad de cambio para mi, hasta que la respuesta a ese "NO" sea otra.

    Es así...

    ResponderEliminar

Gracias por tu aportación