sábado, 23 de septiembre de 2017

Se acabaron las discusiones.



Voy a empezar a pasar de la gente que no usa las redes sociales en internet, que las desconocen y además son tan osados en su ignorancia supina (*) que las critican.

Suelen ser personas viejas, que no es sinónimo de muchos años de vida, porque hay muchos jóvenes avejentados y bastantes personas mayores que conservan su espíritu en el esplendor de la juventud.

Voy a pasar de esa gente que escudan su pereza mental y esconden su incompetencia tras un aire de arrogancia, apelando a las ventajas del trato humano "cuerpo a cuerpo", pero que no salen de su casa, no paran de ver la tele.
Me niego en lo sucesivo a aguantarles el rollo y tratar de que comprendan que tenemos en nuestras manos unas herramientas de comunicación inimaginables hace poco más de una década, que estamos construyendo un mundo virtual, de ideas y conocimiento, que relaciona nuestras mentes a través de imágenes y palabras y no conocemos su límite, sin renunciar a relacionarnos fisicamente y mostrarnos el afecto que sentimos unos por otros. 
Ya no me va a importar que sigan llamándose con señales de humo, que hablen con gruñidos y por señas y que se queden en el capitulo anterior de la historia de la humanidad, que no es el presente.

Se acabaron las discusiones. Ea!

(*)Ignorancia de lo que se puede y debe saberse.

jueves, 4 de mayo de 2017

"Está feo que una madre lo diga"



Formaron mi mente en la educación "nacional-catolica" con un sin fin de dogmas, pecados y prejuicios, en el que se incluye "que está feo que una madre alabe a su hijo y presuma"


Dr. Francisco Carreño-Galvez 
Pero!  al igual que aprendí luego otras cosas y me "desempolvé las pelusas que metieron en mi cabeza, también aprendí a ser sincera y mostrar al mundo que soy feliz cuando recibo de la vida las recompensas que me animan a seguir teniendo fe en que "el sacrificio también sirve", es parte de la lucha, la resistencia es indispensable. 

Esto viene a cuento porque tengo el orgullo de ser la madre del Doctor Francisco Carreño Galvez, residente NYC, Estados Unidos, miembro del equipo de la Dra. Florence Comité, que en la foto está impartiendo una conferencia ante médicos norteamericanos de vanguardia, hablando de lo que más sabe: Como cuidar el cuerpo para tener una vida saludable, larga y feliz. 

El día 20 de Mayo estará en Sevilla, hablando de las propiedades, beneficios y contraindicaciones del cáñamo, como nutrientes y sus cualidades para prevenir, incluso curar o aliviar algunas dolencias muy comunes en la sociedad occidental, abordando aspectos como:



  • Qué son los omega 3, omega 6, y omega 9
  • Cuáles son los pros y los contras de las fuentes animales (pescado) o vegetales de omega 3
  • Qué podemos esperar del cáñamo en cuanto a la mejora de la salud y la prevención
  • Cómo funciona el cáñamo cuando lo ingiero como parte de una dieta saludable ¿Qué es lo que pasa en el cuerpo cuando añadimos cáñamo en nuestra dieta?
  • Cuando el formato sí importa: efectos del cáñamo en función del modo en que se consuma. Alimentos de interés para potenciar los efectos del cáñamo en nuestro organismo
  • La calidad importa: consecuencias de la ingesta de toxinas y otros ingredientes procesados añadidos al cáñamo 


Lo hará en Expocáñamo, que celebra su tercera edición, ante un publico joven, que se concentrará en la Feria para escuchar a sus idolos del Rapp, que es otra de las actividades de la muestra. 

No me lo perdería por nada del mundo. 

Información suplementaria: 

Enlace a Expocáñamo

Enlace a la Clinica Comité (NYC)






domingo, 2 de abril de 2017

Niños "tecno-abandonados"

Los niños sufren mucho, ni siquiera son conscientes de ello, pero constantemente viven experiencias emocionales a las que se enfrentan por primera vez, sin tener suficiente información en su mente acerca de las razones que provocan la situación que afrontan. 

Su dolor es interior, se les mata el alma. Es más tarde, cuando establecen conexiones neuronales que ya están empañadas, cuando van encontrando a otros niños y niñas, cuando aprenden a hablar, cuando van elaborando ideas y relatos para identificarse a sí mismos, para crear "su propio personaje", que a menudo se confunde con la identidad, cuando se notan las secuelas. 


Para saber lo que "le duele" a los niños hay que ponerse en su lugar. Hoy lo hago imaginando que soy ese que se ha levantado todavía de noche, que sin más se mete en una bulla de prisas, de carteras de cole, de desayunos precipitados, de carreras hacia el autobús, o al coche, un trayecto aglomerado y ruidos, una breve despedida a papa, o a mamá, a veces de lejos y empieza la mañana.....
En un aula tediosa, igual que las que al principio del XIX albergaban a los alumnos, porque la tecnología de la que gozan en sus casas no ha tenido acceso a las aulas, no se incluyen en el aprendizaje escolar. Al fondo un adulto tedioso y amenazante que explica cosas que no le importan a nadie de una forma imposible de comprender, cosas que no tienen nada que ver con el mundo imaginativo y de luces y colores que hay en el exterior... sentado en una silla, a medida de no se sabe quien, durante muchas horas.  

¡Por fin! de un timbrazo avisan que la jornada ha terminado y vuelve a encontrarse en la puerta con papá, o con mamá. Está impaciente por hablar, por contarles lo que ha visto y soñado en tantas horas, está deseando darles un abrazo y expandirse hablando.... pero se da de narices con un móvil, esta vez es el que lleva mamá, o papá, pegado a la oreja, que tras un breve saludo, apenas un beso en la mejilla, echa a andar delante, a paso lento, cargando con la mochila, hablando con alguien al otro lado.... camino de casa... a "hacer los deberes"

Esos niños "no carecen de nada" pero tienen la mirada triste.