sábado, 23 de septiembre de 2017

Se acabaron las discusiones.



Voy a empezar a pasar de la gente que no usa las redes sociales en internet, que las desconocen y además son tan osados en su ignorancia supina (*) que las critican.

Suelen ser personas viejas, que no es sinónimo de muchos años de vida, porque hay muchos jóvenes avejentados y bastantes personas mayores que conservan su espíritu en el esplendor de la juventud.

Voy a pasar de esa gente que escudan su pereza mental y esconden su incompetencia tras un aire de arrogancia, apelando a las ventajas del trato humano "cuerpo a cuerpo", pero que no salen de su casa, no paran de ver la tele.
Me niego en lo sucesivo a aguantarles el rollo y tratar de que comprendan que tenemos en nuestras manos unas herramientas de comunicación inimaginables hace poco más de una década, que estamos construyendo un mundo virtual, de ideas y conocimiento, que relaciona nuestras mentes a través de imágenes y palabras y no conocemos su límite, sin renunciar a relacionarnos fisicamente y mostrarnos el afecto que sentimos unos por otros. 
Ya no me va a importar que sigan llamándose con señales de humo, que hablen con gruñidos y por señas y que se queden en el capitulo anterior de la historia de la humanidad, que no es el presente.

Se acabaron las discusiones. Ea!

(*)Ignorancia de lo que se puede y debe saberse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación