martes, 15 de marzo de 2011

¡¡Por la plena ciudadanía!!

El “Día Internacional de las mujeres trabajadoras” cuyo origen y objetivo es reivindicativo, en mi entorno está  empezando a ser la excusa para organizar un sinfín de eventos festivaleros carentes de interés por la lucha que estamos librando por la igualdad. Premios, homenajes, políticos varones cantando a los cuatro vientos las excelencias de la igualdad, mezclando problemas sociales de exclusión con el movimiento verdadero de liberación de las mujeres, aprendiendo sobre la marcha palabras nuevas para ellos, que en sus bocas suenan vacías y muchas felicitaciones.
Todas la mujeres recibimos un gesto amable, una felicitación todos los ochos de marzo.
Este año han organizado hasta un Congreso!! Dedicado a las mayores, para reconocerles el trabajo realizado, en el silencio… etc…. Y aquí es donde se me ha partido el alma!  
Me he dado cuenta de que nos hemos cegado, nos hemos creído la propaganda y disfrutamos de una liberación virtual que está escrita, pero no vivida.
Y digo esto porque ha llegado a mi una expresión de nuevo cuño “Las abuelas cuidadoras”, una tremenda injusticia social aceptada sin resistencia,  por el contrario! fomentada por el sistema, que incluso organiza talleres de autoestima a las abuelas, para que , en mi opinión, “aguanten la carga

.

1 comentario:

Gracias por tu aportación